Informes financieros

PROCESO DE VENTA DE EMPRESA. OTROS ASPECTOS.

Inversiones extranjeras.

Se consideran inversiones extranjeras las realizadas en España por personas físicas no residentes en España y por personas jurídicas domiciliadas en el extranjero, así como las entidades públicas. También entran en esta definición las inversiones realizadas en el exterior por personas físicas o jurídicas residentes o domiciliadas en España.

El Real Decreto 664/1999 de 23 de abril, sobre inversiones extranjeras, regula este tipo de inversiones obligando a una serie de trámites administrativos.

En el caso de la adquisición de una empresa española por una persona física o jurídica residente o domiciliada en el extranjero, deberá hacerse la inscripción en el Registro de Inversiones Extranjeras del Ministerio de Economía con posterioridad a su realización.

En el caso de que la inversión proceda de un país que tenga la consideración de paraíso fiscal, deberá realizarse, además de una declaración posterior, una declaración previa, que tendrá una validez de seis meses contados desde su presentación.

No obstante lo anterior, aquellas inversiones en materia de transporte aéreo, radio, minerales y materias primas minerales de interés estratégico y derechos mineros, televisión, juego, telecomunicaciones, seguridad privada, fabricación, comercio o distribución de armas y explosivos de uso civil y actividades relacionadas con la Defensa Nacional, deben ajustarse la legislación sectorial específica.

Adquisición de compañías cotizadas.

La adquisición de sociedades cotizadas presenta especialidades que derivan de la decisión del legislador de establecer un marco restrictivo en tales supuestos.

El sistema de protección a los accionistas minoritarios se materializa en la obligación de realizar ofertas públicas de adquisición (OPAs) ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Las OPAs pueden ser primeras o competidoras, amistosas u hostiles. Las primeras son, como su propio nombre indica, las primeras en presentarse y registrarse en la CNMV. Las posteriores son las llamadas competidoras y deberán mejorar la oferta inicial o en el precio o en el porcentaje de las acciones a las que se extiende. En cuanto a las OPAs amistosas, lo son las que se realizan previo acuerdo con los accionistas de referencia o con los administradores de la empresa afectada, mientras que las OPAs hostiles se hacen con la oposición de éstos.

También se distingue entre OPAs voluntarias, obligatorias y de modificación de los estatutos. Las voluntarias se formulan sin existir obligación legal. Las obligatorias se dan cuando se pretende la toma de control de una compañía mediante la adquisición de una participación significativa (superior al 25% o al 50% según los casos). Finalmente, las OPAs por modificación de estatutos se dan cuando un accionista con una participación superior al 50% pretende modificar los aspectos más relevantes de los estatutos.

volver

Aviso legal © 2012-2017 Informes-Financieros.es. Todos los derechos reservados. Sitemap