Informes financieros

PROCESO DE VENTA DE EMPRESA. FICHA CIEGA.

ELABORACIÓN DE LA FICHA CIEGA.

La ficha ciega tiene que ser un documento que no supere el tamaño de un folio. Incluye información concisa sobre los aspectos más relevantes de la empresa.

También debe incluir el precio de venta, parámetro básico de toda decisión de compra. Es importante respaldar el precio que se pide con un informe de valoración de empresas que mostrar al comprador si lo requiere.

No hay que olvidar que el objetivo final de todo este proceso es vender la empresa, así que en la ficha ciega no debemos olvidarnos incluir las características más atractivas de la empresa para un futuro comprador (la cartera de clientes, la propiedad de una marca reconocida, patentes, contratos exclusivos, etc.)

El esquema de una ficha ciega podría ser el siguiente, aunque puede variar en función del tamaño y del sector de la empresa:

 

Actividad de la empresa

 

Localización

 

Fecha de inicio

 

Nº de empleados

 

Inmuebles

(descripción de los inmuebles en venta o en alquiler)

Otros activos

(maquinaria, vehículos, fondo de comercio, etc.)

Tipo de clientes

(públicos, privados, grandes empresas, pymes, etc.)

Facturación anual

 

Beneficio bruto (BAIT)

 

Observaciones

(ventajas competitivas, patentes, contratos, marcas, etc.)

Motivo de venta

 

Precio de venta

(justificado por un informe de valoración de la empresa)

 

Todo ello sin olvidar que la ficha ciega no debe desvelar ni sugerir la identidad de la empresa que se vende.

Por lo tanto, la información que forma parte de una ficha ciega debería ser:

Relevante: para que el potencial comprador pueda decidir si le puede interesar la compra de la empresa o no.

Concisa: que resuma las principales características de la empresa.

Discreta: que no revele la identidad de la empresa en venta.

Atractiva: que resalte los puntos fuertes de la empresa.

volversiguiente

Aviso legal © 2012-2017 Informes-Financieros.es. Todos los derechos reservados. Sitemap